EL TRAPECIO

El hombre se sienta con las piernas abiertas y su compañera (ya penetrada) arriba de él. Tomándola de las muñecas, ella se va relajando hacia atrás hasta caer por completo, debe estar súper relajada y entregada a la fuerza de su compañero que la atrae a su cuerpo con sus brazos provocando la embestida necesaria para el coito. Es una postura complicada ya que requiere la liviandad de la mujer, bastante equilibrio de ambos, la fuerza y habilidad del hombre. Ideal para cambiar la rutina y probar nuevas emociones...

OTROS ARTICULOS DISPONIBLES
Anticonceptivo de emergencia (Erróneamente llamada: Píldora abortiva)


Regresar



Free counter and web stats